Carbondale's community supported, weekly newspaper

Sandra Lopez se refugia con Two Rivers Unitarianians

Sections: News Published
Escrito por Debbie Bruell; Traducido por Diana Alcantara
El 19 de octubre, una líder local de derechos de los inmigrantes, Sandra López, se mudó a una casa en Cleveland Place, y no sabe cuándo se sentirá lo suficientemente segura como para salir nuevamente. La casa es la casa pastoral de la congregación Unitaria Universalista de Dos Ríos de Carbondale (TRUU), con quien López se está refugiando.
Solo un día antes, López se había enterado de que su suspensión legal de deportación había sido denegada. En una entrevista con The Sopris Sun, López dijo que comenzó a temblar cuando escuchó las noticias, pensando en lo que esa decisión significaría para su familia. En lugar de presentarse a ICE (Inmigration and Customs Enforcement) al día siguiente, donde estaba programada su detención y luego deportarla, tomó la difícil decisión de tomar el santuario.
“Mi futuro es incierto”, le dijo a The Sun. “Me siento asustado y triste. Intenté hacer todo bien. Estoy aquí mostrando mi cara. No me estoy escondiendo. No estoy huyendo “.
López explicó que su nombre fue ingresado en el sistema ICE cuando fue arrestada injustamente en 2010. Aunque se retiraron todos los cargos contra ella y no tiene antecedentes penales, la ley en ese momento exigía que la policía informara a ICE a cualquier persona sospechosa de ser indocumentada. (Esta ley ha sido derogada en Colorado.) Desde entonces, López ha estado luchando contra su caso de deportación.
Hasta la semana pasada, López vivía en Silt con su esposo y dos de sus hijos: su hijo Edwin (13) y su hija Areli (casi dos). Su hijo de 18 años, Alex, asiste a la Universidad Estatal de Mesa en Grand Junction, estudiando mecánica. Sus tres hijos son ciudadanos estadounidenses.
López tuvo que dejar a su esposo, hijo, hogar y empleo (limpiando casas en Aspen) para tomar el santuario. Ella trajo a su hija pequeña a vivir con ella en la casa pastoral. Su esposo y sus hijos vienen a visitarlos cuando pueden.
A pesar de lo difícil que será vivir en un santuario, explicó López, sintió como si no tuviera otra opción. No podía imaginarse la separación de su familia más allá de las fronteras nacionales, ni tampoco quería trasladar a toda su familia a México. “Hay tanta violencia de donde vengo en México”, le dijo a The Sun. “Violencia en las calles, en los parques … Por la seguridad de mis hijos, no pude trasladar a mi familia allí”.
López y su esposo se mudaron a los Estados Unidos en 2001 porque soñaban con hacer una vida mejor para ellos, dijo ella. “Pero ahora el sistema no tiene compasión … está separando familias … el sistema está roto”.
Hace aproximadamente un año y medio, López fundó el grupo local de derechos de los inmigrantes, Colorado SOUL (Solidaridad, Organización, Unidad, Lucha). A través de Colorado SOUL y su trabajo con la Colorado Immigrant Rights Coalition (CIRC), López ha cabildeado por la reforma migratoria y ha trabajado para educar a la comunidad inmigrante sobre sus derechos y recursos disponibles.
TRUU
Proveer santuario a una persona en riesgo de deportación no es muy común; López es una de las cinco personas que viven en santuario en Colorado. Sin embargo, la decisión de la congregación TRUU de convertirse en un santuario fue relativamente sencilla, de acuerdo con su ministro, el reverendo Shawna Foster.
Desde que asumió su cargo hace poco más de un año, Foster dijo que la congregación se ha involucrado activamente en ayudar a personas en una variedad de situaciones, desde ayudar a las mujeres que lidian con la violencia doméstica hasta apoyar a las que luchan por los derechos nativos en Standing Rock. Proporcionar santuario es solo otra expresión de su fe, explicó Foster, en línea con su compromiso de ayudar a los necesitados, hablar en contra de la injusticia y construir conexiones comunitarias.
Foster cree que los miembros de la comunidad deberían preguntarse a sí mismos: “¿Es esto realmente lo que queremos de las leyes de inmigración? ¿La ley está ayudando y protegiendo a nuestra comunidad, o destrozándola? López, en particular, es el tipo de persona que necesitamos en nuestras comunidades,” dijo Foster. “Cada vez que veía a Sandra estaba trabajando para unir a la comunidad … Sandra es parte del tejido conectivo de nuestra comunidad”.
Foster se había encontrado con Lopez anteriormente a través de su trabajo de defensa con inmigrantes. De hecho, López fue uno de los oradores en una vigilia por los derechos de los inmigrantes organizada por TRUU el mayo pasado. TRUU anunció públicamente su decisión de proporcionar refugio en la vigilia. Varias personas hablaron a la multitud, incluidos representantes de otras tres comunidades de fe y López, como representante de Colorado SOUL. “Nunca imaginé que sería yo quien se refugiaría con la comunidad TRUU”, dijo.
Foster explicó que no hay ninguna ley que establezca que sea aceptable que las iglesias proporcionen refugio a aquellos en riesgo de deportación. Sin embargo, ICE tiene una “nota interna” que indica que no atacarán “áreas culturalmente sensibles”, como iglesias y escuelas.
“Hemos dejado que ICE sepa lo que estamos haciendo”, dijo Foster. “Sandra le está diciendo a ICE: ‘Aquí estoy y necesito que mires mi caso y me permitas quedarme'”.
El pueblo de Carbondale aprobó una resolución en agosto declarando que ningún empleado de la ciudad, incluidos los oficiales de policía, tomará ninguna medida basada únicamente en el estado de inmigración de una persona; y ningún empleado de la ciudad ayudará a los oficiales de inmigración federales sin la aprobación previa de la Junta de Fiduciarios de Carbondale (excepto en el caso de una investigación criminal en curso).
Nuevo Hogar de López
López y su hija viven en el sótano de la casa pastoral, que incluye una habitación pequeña, un baño, lavadora / secadora y habitación libre. Foster, su esposo y dos hijos viven arriba. Todo es completamente legal en términos de códigos de vivienda, explicó Foster.
La congregación TRUU ha pagado los gastos de convertir el sótano sin terminar en un espacio habitable. Están aceptando donaciones para continuar haciendo que el área sea más habitable al instalar alfombras, pintar paredes, etc. Las donaciones para gastos de construcción, honorarios legales, alimentos y otros gastos del santuario se pueden hacer en línea en: www.plumfund.com/charity-fundraising/sandra-belongs-here
Mientras que vive en un santuario, López planea trabajar en su inglés y explorar diferentes religiones. “Una cosa que me gusta es que ahora tendré mucho tiempo para estar con mi hija”, dijo López, “el 100% de mi tiempo”.
López también planea continuar su trabajo de defensa de los derechos de los inmigrantes. “No puedo salir”, dijo, “pero puedo planificar campañas, puedo hablar con los legisladores … Puedo hablar con cualquiera que me escuche”.
▲Top