Carbondale's community connector

Desde la Clínica: Cómo combatir diabetes y prediabetes

Locations: Columns, Español Published

Por Judith Alvarez

La Clínica del Pueblo está agradecida de poder ofrecer servicios médicos gratis a la población latina sin seguro médico en el Valle. Nos centramos en la prevención y tratamiento de las enfermedades crónico-degenerativas. Esta es dirigida por el doctor Greg Feinsinger, M.D. que es un médico retirado.
Hoy hablaremos de la diabetes y prediabetes. La diabetes es una de las principales causas de discapacidad y muerte en los países que siguen una dieta occidental (lo cual incluye un alto consumo de productos de origen animal, azúcar, grasas añadidas y alimentos procesados).
Primero es importante comprender que son la glucosa y la insulina. La glucosa es “el combustible principal que alimenta a todas las células de nuestro cuerpo” y la insulina se define como “la llave que abre las puertas a nuestras células para permitir que la glucosa entre en ellas.” Les explicó a los pacientes que la insulina es el policía que le dice al azúcar, “Tu te vas al musculos, tu al cerebro, tu al hígado,” y cuando el policía no está, el azúcar esta alta en la sangre por que no hay quien le diga a donde irse.
La diabetes es una enfermedad que se produce cuando los niveles de azúcar en la sangre no se controlan. La elevación crónica del azúcar en la sangre daña los vasos sanguíneos en todo el cuerpo, lo que lleva a varias complicaciones, como enfermedades cardiovasculares, enfermedad oculares, insuficiencia renal, disfunción eréctil, neuropatía (daño nervioso) en las piernas y todo el cuerpo, enfermedad vascular periférica que puede conducir a la amputación de los dedos de pie o incluso el pie, una mala cicatrización de heridas, y demencia. También puede contribuir a la depresión y debilita el sistema inmunológico.
Existen dos tipos de diabetes. El 5% de los casos son tipo 1, el cual es una enfermedad autoinmune (donde el mismo cuerpo ataca a sus propias células) y puede tener un componente genético pero no está relacionada con el estilo de vida. La diabetes tipo 2 representa el 95% y es claramente una enfermedad relacionada al estilo de vida.
La prediabetes es un nombre inapropiado para describir esta enfermedad porque no es realmente una “pre-enfermedad” sino que es una forma leve de diabetes. La prediabetes causa las mismas complicaciones antes mencionadas que la diabetes real.
La prediabetes/diabetes tipo 2, son causadas por la resistencia a la insulina donde la grasa que se encuentra alrededor de nuestros órganos internos y en nuestros músculos impide que la insulina ingrese la glucosa a las células y por lo tanto no le permite realizar su trabajo. El tipo de grasa que causa resistencia a la insulina se llama obesidad central, también denominada como obesidad abdominal o peso extra alrededor de nuestra parte media del cuerpo. Incluso si eres delgado pero tienes una barriga pequeña cuando se mira de lado en el espejo, es posible que usted sufre resistencia a la insulina y en estos casos su páncreas intenta compensar la resistencia de la insulina bombeando más y más insulina. Con el paso de los años, las células del páncreas llamadas “beta” eventualmente se desgastan y se destruyen. Una manera sencilla de explicar a los pacientes es que imaginen que su páncreas es una naranja y la insulina es el jugo, cada vez que comemos algo dulce como un pan, galleta, etc., exprimimos esa naranja para que se normalice la azucar alta pero eventualmente de tanto exprimir la naranja se va a quedar sin jugo y es cuando nuestro páncreas ya no produce la insulina y hay que inyectarla externamente.
Ahora, me gustaría compartir una de nuestras historias de éxito. Una mujer de 60 años que acudió a consulta, con antecedentes familiares de diabetes, tenía peso extra alrededor de su cintura. Esto significa resistencia a la insulina con prediabetes o diabetes real y estaba preocupada porque su azúcar en ayunas fue de 333 que ya es extremadamente alto y puede asociarse con una cetoacidosis potencialmente mortal. Se le pidió realizar prueba sanguíneas y dos de sus pruebas del hígado fueron anormales lo que sugiere un hígado graso. Su glucosa en ayunas fue de 410, y su A1C fue de 12, y los valores normales son de 5.7.
Ella aceptó empezar metformina, un fármaco oral para la diabetes leve, 500 miligramos una vez al día aumentando 500 miligramos a la semana hasta un máximo de 1000 miligramos dos veces al día. Se administró Insulina NPH 20 U dos veces al dia. Lo más importante fue que ella acordó comenzar a caminar una hora al día, y una dieta a base de productos de origen vegetal y alimentos integrales. Ella cumplió al 100% con los cambios en su estilo de vida y ha sido capaz de reducir gradualmente su insulina, su glucosa en ayunas fue 87, completamente normal, a las dos semanas y la aplicación de insulina se suspendió. Si ella continua con este cambio, su diabetes debería resolverse y ella podría suspender la metformina también.
Así como ella, tenemos varios otros pacientes donde les recordamos que para tener una vida saludable ellos tienen el poder en sus manos y también en sus platos.
Para consultas gratis, llame a Isabel Almeida 970-948-1072 o Judith Alvarez 970-989-3513.

  • The Healing Grove thumbnail
Tags: #La Clínica del Pueblo #salud
▲Top
Close