Carbondale's community connector

Al No Artista: ¿Para qué es el arte?

Locations: Columns, Español Published

Por Vanessa Porras

Cuando pensamos en arte, es común pensar en pinturas de óleo en lienzos con temas de paisajes bonitos o tal vez retratos pintados durante el renacimiento de gente elegante con piel de porcelana y trajes extravagantes. Típicamente, al pensar sobre arte, se nos vienen a la mente obras maestras que solo aquellos que fueron bendecidos con un gran don y talento impecable son capaces de crear.
El arte también nos hace pensar en nuestras propias limitaciones. Nos limpiamos las manos y le dejamos el trabajo a alguien más, disculpándonos con la excusa, “a mi simplemente no se me da lo de ser artista.” Más allá del trauma que alguien nos impusó durante nuestra niñez al decirnos que nunca seríamos buenos artistas, también dejamos de ser buenos observadores. Usamos el mismo criterio con el que nos juzgaron cuando vemos el arte de alguien más. Incluso, cuando llegamos a ver arte abstracto, pensamos, “yo pude haber hecho eso,” con actitud condescendiente.
Como artista y educadora de arte, este problema es algo que veo comúnmente en mis alumnos. De cierta forma, cuando doy clases a mis pequeños estudiantes, es más fácil que cuando doy clases a adultos. La diferencia está en que los pequeños no tienen prejuicios limitantes sobre sus capacidades. Si ellos dicen que el garabato que dibujaron es un caballo verde con patines, es mejor seguirles el rollo.
Hay dos razones por las que decido creerles. La primera es por que eso es lo que ellos realmente ven. ¿Quién soy yo para decir lo contrario? El proceso de la creatividad va de la mano con la imaginación. La técnica se puede desarrollar durante toda una vida, pero la imaginación es algo delicado que se debe cuidar y fomentar. Y dos, es importante cultivar en ellos el poder ver y pensar de forma crítica. No en plan de criticar, sino, con la intención de ver y pensar sobre las cosas desde distintas perspectivas.
Estamos acostumbrados a ver asuntos que nos acechan del dia al dia tal y como son y categorizarlos como malo o bueno, bonito o feo y nos hace falta dimensión y perspectiva. Mi trabajo con adultos es mucho más difícil ya que les tengo que convencer de que no necesitan ser buenos artistas para crear arte o apreciarla. Puede ser complicado entender exactamente lo que se considera arte y su propósito. Y es aún más complicado conectarse a algo cuando no lo entendemos.
Como todo buen observador, no somos ingenuos a lo que pasa alrededor del mundo. Para muchos de nosotros que tenemos familia fuera del país, conocemos las dificultades de nuestra gente y nuestro pueblo en tierras lejanas. Similarmente, conocemos las penas que afligen a gente de razas diferentes a la nuestra, con idiomas que no entendemos, en países que tal vez nunca conoceremos. El arte nos puede ayudar a sentir empatía por el dolor ajeno. Nos ayuda a ver la vida desde otra perspectiva e incluso ponernos en el lugar del otro. Por otra parte, hay arte que nos transporta a tiempos más felices. Hay una razón por la cual al pensar sobre el arte, pensamos en cosas bonitas. El arte nos ayuda a sentirnos bien y recordar tiempos de alegria ya sea de forma visual o al invocar una emocion dentro de nosotros que nos recuerda que no todo es de color gris.
El mundo actual en el que vivimos está entrelazado con las redes sociales. Recibimos una cantidad excesiva de información ya sea buena o mala. El arte y en particular el arte de la observación es algo que nos puede ayudar a crear balance en nuestras vidas cotidianas. Actúa como un filtro que discrimina entre lo que comúnmente ha sido aceptado por la sociedad. Nos ayuda a apreciar lo que realmente tiene importancia y extraer belleza de cosas terrenas.
Así que, ¿Para qué es el arte? Este es un tema, similar a muchos otros temas de la teoría del arte, que nunca tendrán una respuesta concreta. Durante siglos, la gente ha debatido el propósito del arte, para el artista al igual que para el público, sin llegar a ningún acuerdo. Esto se debe a que el arte está en constante evolución. De cierta forma, es como el espejo ante nuestra sociedad que refleja no solo lo que vivimos colectivamente sino individualmente también. Así que más allá de contestar esta complicada pregunta, esta columna está dedicada al “no artista” que también ha olvidado ser un buen observador.

  • Dave Taylor thumbnail
Tags: #arte
▲Top
Close