Carbondale's community connector

Las vacunas previenen el sufrimiento humano y salvan millones de vidas

Locations: Columns, Español Published

Por Judith Alvarez

En 2017, mucho antes de COVID, el Dr. Robert Pearl dijo en su libro, “Maltratado”, que el sistema médico estadounidense se basa en tratar más que en prevenir enfermedades, lo que resulta en sufrimiento innecesario, muerte y altos costos.

  • Dave Taylor thumbnail

Las vacunas son un ejemplo de lo que debería ser nuestra atención médica: la prevención de enfermedades. En su libro del 2017, el Dr. Pearlman señaló que: “Extender los beneficios de la inmunización a todas las personas en todo el mundo para 2020 evitaría un estimado de 20 millones de muertes, la mayoría niños, e incalculable millones más sufriendo de ceguera, parálisis y sordera”. Las inmunizaciones involucran vacunas que movilizan nuestros mecanismos de defensa naturales, dando como resultado anticuerpos que previenen enfermedades, sin hacernos experimentar la enfermedad.

Veamos algunos ejemplos de historias de éxito de la inmunización. Antes de que las inyecciones DPT estuvieran disponibles, miles de estadounidenses de todas las edades morían anualmente de difteria, tos ferina y tétanos. Antes de que la vacuna contra la polio estuviera disponible en la década de 1950, miles de personas anualmente murieron o sufrieron parálisis de por vida por polio paralítica. Antes de que la vacuna Hib estuviera disponible en 1987, había  miles de casos al año en los EE. UU. que causaban meningitis, retraso mental y muertes. Antes  que la vacuna MMR estuviera disponible, miles de niños y adultos morían anualmente de sarampión o sufrían de déficits neurológicos permanentes como sordera; muchos niños y adultos padecían paperas; y la rubéola (sarampión alemán) causaban muertes fetales y defectos de nacimiento. Hay muchas más historias exitosas con otras vacunas, como la influenza y el herpes zóster.

  • Sunburst Car Care thumbnail

Hay dos vacunas que previenen el cáncer: una es la vacuna contra el VPH, que previene el

virus de la verruga transmitido sexualmente que es la causa del cáncer de cuello uterino y que también puede causar cáncer de boca y garganta a través del sexo oral. La segunda es la vacuna contra la hepatitis B, porque la hepatitis B crónica causa cáncer de hígado.

  • Waldorf School thumbnail

¿Son seguras las vacunas? La respuesta es sí, mucho. Las personas pueden tener efectos secundarios leves como fiebre e irritabilidad en los niños y dolor local o, a veces, generalizado en los adultos. La incidencia del lado grave de los efectos, como las reacciones anafilácticas alérgicas, son extremadamente raros – alrededor de uno por millón de los vacunados – y son tratables. Una buena analogía del riesgo frente al beneficio con las vacunas es cuando se está usando cinturones de seguridad en su automóvil: muy rara vez alguien que está en un accidente automovilístico en el que su automóvil se va al río y se ahogan porque no pueden quitarse el cinturón de seguridad. Sin embargo, es varias veces más propenso a morir en un accidente automovilístico por no usar cinturones de seguridad.

Veamos las vacunas COVID. Los científicos han estado estudiando los coronavirus durante 50 años y han estado investigando vacunas desde el brote de SARS en 2002. Así que, aunque es sorprendente que las vacunas COVID fueron creadas tan rápidas, no empezaron de cero. Se han administrado más de 285 millones de dosis de COVID en los EE. UU. hasta ahora, aparentemente sin muertes y con muy pocos efectos secundarios graves. Las vacunas COVID  son muy eficaces para prevenir infecciones, y más aún para prevenir enfermedades graves y muerte, aunque no al 100 por ciento. Conocemos los efectos secundarios de no vacunarse, más 600.000 muertes en los EE. UU.

  • Pitkin Rent thumbnail

Las muertes y la discapacidad por COVID están disminuyendo y la vida está volviendo lentamente a la normalidad. La única forma que vamos a conquistar completamente la enfermedad es alcanzar la inmunidad colectiva, lo que probablemente implica

inmunizar al menos al 80 por ciento de la población de los EE. UU. Desafortunadamente, vivimos en una era de teorías de conspiración e información errónea en Internet. Para obtener información confiable basada en evidencia, visite los sitios como los CDC, OMS, Harvard Med, Mayo Clinic y WebMD.

  • CBMasonMorse thumbnail
Tags: #Clínica del Pueblo #COVID #Judith Alvarez #vacunas
▲Top
Close