Carbondale's community connector

Semillas de cambio sembradas en Silt

Locations: Español Published

Traducción por Dolores Duarte

En una calurosa tarde de verano en Silt, una de las muchas con temperaturas por encima de los 100 grados, seis estudiantes de high school trabajaron diligentemente para completar una cosecha antes de tomar su almuerzo bajo un gran álamo en el borde de la granja Highwater.
“Es el mejor trabajo de verano”, aseguró la coordinadora del programa juvenil Anna Thomas a The Sopris Sun. Thomas se unió a Highwater Farm como voluntaria de AmeriCorps VISTA en 2020 y fue contratada para liderar el programa juvenil en 2021. Después, cursará un posgrado en la Universidad de Notre Dame para ayudar a influir en la política nacional con una comprensión arraigada de buena gestión administrativa.
Highwater Farm es una organización sin fines de lucro relativamente nueva con una triple misión: construir un espacio agrícola, alimentar a la comunidad y capacitar a los jóvenes a través de la educación. El 25 por ciento de lo que se cultiva se destina a las despensas de alimentos y a los esfuerzos de ayuda contra el hambre en el condado de Garfield. El nombre “Highwater” hace referencia no sólo al espacio físico de cultivo, justo al sur del río Colorado, sino también al alto nivel de calidad que se busca en los rendimientos y valores productivos.
La granja se encuentra en su segunda temporada de cultivo, habiendo contado con la ayuda de unos 75 voluntarios el año pasado. La aspiración es utilizar la totalidad de los cinco acres de terreno que se alquilan por 25 años al pueblo de Silt. Partes de los campos se dejarán periódicamente en barbecho — sin cultivar y en rotación — para mantener los suelos sanos. La reserva del río Silt está protegida por una servidumbre de conservación para que iniciativas como ésta puedan prosperar.
“Dentro de unos años, esperamos tener 15 jóvenes y tres jefes de cuadrilla gestionando el espacio”, dijo Sara Tymczyszyn, directora de la organización benéfica.
Actualmente, un acre de la granja Highwater está en producción. En 2021, un grupo de seis estudiantes trabajadores y atentos fue dirigida por el pequeño personal de la organización para cultivar, envasar y vender productos. Los estudiantes no sólo adquirieron conocimientos técnicos agrícolas, sino que el programa de educación para jóvenes hace énfasis en el desarrollo personal y profesional. Cada estudiante fue elegido sobre una base de aplicaciones y recibió un pago modesto, además de acceso a verduras frescas.
El programa de verano sigue el modelo de Urban Roots de Austin (Texas), que emplea a 35 jóvenes cada año para cultivar 3.5 acres. Otra inspiración para el programa es el Boston Food Project, que surgió a finales de los años 80 como forma de combatir la segregación y aumentar el acceso a los alimentos.
Durante una visita de The Sopris Sun, los estudiantes practicaron sus habilidades para hablar en público mientras guiaban un recorrido por el terreno. Señalaron las parcelas de ensayo utilizadas por Wild Mountain Seeds, una empresa de adaptación de semillas con sede al sur de Carbondale. Los productos que estaban madurando eran muy diversos: patatas, guisantes, cebollas, zanahorias, hierbas, flores, calabazas, melones, tomates y mucho más.
“El reto es el calor”, dijo Lucas, un estudiante de agricultura. “La recompensa es la comida”.
Como una ventaja extra, la granja Highwater ofreció al equipo talleres dirigidos por expertos externos sobre temas como la cocina y la búsqueda de plantas silvestres comestibles.
Durante unos días calurosos de pesado trabajo bajo el sol, surgieron conversaciones interesantes como brotes resistentes que buscan la luz.
“Cada vez que voy al supermercado”, dijo Scheccid, otro estudiante agricultor, “es estresante ver productos perfectos y cosas que no deberían estar ahí, que no son de temporada”.
Los estudiantes reflexionaron sobre su escepticismo compartido respecto a la producción industrializada y de monocultivo, especialmente cuando se requiere un uso intensivo de pesticidas.
“Los jóvenes se encuentran donde les pides que se encuentren y superan las expectativas”, dijo Tymczyszyn, elogiando a su personal. “[La jefa de equipo] Ellie [Steward] ha hecho un trabajo increíble. Ella supera la amabilidad y la ética del trabajo duro, y realmente se inclinó por ser la dirigente”. Por su parte, la subdirectora de la granja, Jess Dean, fue reconocida por investigar enfermedades y plagas, desarrollar sistemas eficaces y dirigir talleres sobre inseguridad alimentaria.
La granja Highwater es un brillante ejemplo de la agricultura dirigida por la comunidad en la región. Dado que el programa de granja para jóvenes finaliza el 6 de agosto, se necesitarán manos amigas, deseosas de ensuciarse ayudando en las cosechas.
Otra forma de apoyar a Highwater Farm es comprando deliciosos productos en el mercado de agricultores de Carbondale (los miércoles, de 10 a.m. a 2 p.m.) o en el mercado de agricultores de Silt (los miércoles, de 4:30 p.m. a 7 p.m.). También se agradecen las donaciones monetarias, así como los materiales y la experiencia.
Más información en highwaterfarm.org

  • First Bank thumbnail
Tags: #agricultura #Dolores Duarte #Highwater Farm #Silt
▲Top
Close